NOVEDADES

30 diciembre 2015

Cerrando el año: Tips para un balance constructivo

balanceCuando llega esta época es muy habitual que todas las personas hagamos un balance personal de cómo nos ha ido este año. Han pasado largos meses desde las metas que nos propusimos al comienzo del año y queremos evaluar cómo nos fue. Personalmente nos me parece una práctica fantástica y creo que no hay que dejarla de lado.

Si no sabes cómo hacer que tu “balance” del año sea constructivo, de modo que te ayude a plantear las metas para el próximo año, aquí algunas claves:

# 1 – ¿Qué expectativas tenías para el año? ¿Qué deseos tenías para lograr? Es imprescindible que no pienses en la persona que sos hoy, sino que uses como punto de partida la que eras hace 12 meses. Esto será un gran cambio.

#2 – ¿Qué cosas concretas has logrado en este año y de las cuales te enorgulleces? Muchas veces pensamos en las cosas que hemos logrado como simples acciones, y no pensamos en cuánto nos han costado y lo mucho que nos enorgullece haberlo logrado.

#3 – ¿Por qué cosas de este nuevo año que se termina estás agradecido? Practicar la gratitud es un excelente ejercicio no sólo para valorar más lo que tenemos, sino también para poner nuestra mentalidad en positivo.

#4 – ¿Qué errores has cometido y qué has aprendido de ello? Todos cometemos errores, porque es parte de la naturaleza humana. En vez de sentirlos como un “fracaso” o un problema a resolver, pensá en un proceso de aprendizaje y extraé qué es lo que has aprendido de ese error.

#5 – ¿Qué herramientas o recursos has adquirido durante este año? Durante este año has aprendido (de aciertos y de errores), te has entrenado (formalmente o de la vida), has logrado experiencias y tenés nuevos recursos. Todos ellos serán tu “bagaje” para comenzar el nuevo año siendo alguien diferente.

#6 – De las cosas más importantes que has querido hacer: ¿qué has logrado? ¿Qué cosas te has dado cuenta que no eran tan importantes?

#7 – ¿Qué cosas definitivamente han funcionado en tu vida y quieres continuar en el próximo año? Muchas veces, un descubrimiento como este nos ayuda a darnos cuenta que una experiencia difícil que hemos vivido en el año, es la base para construir algo futuro.

#8 – ¿Qué cosas no te han funcionado y estás dispuesto a dejar ir, y/o dejar de hacer? ¿Por qué tener objetivos o metas sólo porque “deberías lograr” esto o aquello? ¿Quién lo dice? A veces se trata de estrategias o acciones que nos convencemos que deberían funcionar para nosotros y en definitiva, te das cuenta que no es así.

#9 – ¿En qué persona  te has convertido? ¿Cuál es la versión de ti mismo que existe en este momento? Todos podemos cambiar, mejorar, estancarnos o empeorar en algún u otro aspecto de nuestra vida. Eso también es inherente a la condición humana. Lo que vale la pena descubrir es qué características hoy conforman esta versión de vos mismo. Necesitas saber quién sos hoy.

#10 – Si viajaras en el tiempo y tuvieras frente a ti a la persona que eras hace 12 meses, ¿qué consejo fundamental le darías?  Ese “algo” que te dirías y que sería tu gran consejo, es el mayor aprendizaje que has tenido en este año y lo mejor que puedes hacer, luego de descubrirlo, es comenzar el nuevo año exactamente desde ese lugar.

Fuente: coachingparatucarrera.com

Compartir
22 diciembre 2015

Rituales de Navidad

navidad-rituales-prosperidadIndependientemente de que en Argentina tengamos por costumbre intercambiar regalos materiales, las fiestas navideñas encierran un poderoso sentido espiritual que estaría bien que tengamos presente.

Para los católicos, la navidad es la llegada de Jesús al mundo con todo lo simbólico que eso conlleva. Y, aunque seamos o no creyentes, no podemos negar la magia que despierta esta celebración. Hay culturas que asocian esta “renovación de la energía” con que la Noche Buena coincide con un fenómeno muy trascendental… el solsticio (de verano, para nosotros).

Sea cual sea nuestra espiritualidad, todos coincidimos en la magia, la energía, el misterio y el amor… aquí les proponemos dos sencillos rituales que las personas hacen alrededor del mundo en la noche de Navidad y que nos permiten- de una manera simbólica- apropiarnos  de tan auspicioso momento!

Te animás?

Ritual de Depuración

Elementos: Sal Gruesa.

Procedimiento: La noche anterior a Nochebuena (23 de Diciembre) debemos esparcir sal gruesa por todos los rincones de la casa (específicamente en los ángulos de las paredes) para depurarnos energéticamente ya que es allí donde las vibraciones de quienes la habitan no fluyen y se concentran, por eso su acumulación es negativa.

Luego en la mañana del día 24 de Diciembre, se barre la sal arrastrándola hasta la puerta y se arroja fuera de la casa, liberándonos de la carga y energías negativas del año que está terminando.

Ritual de Energías

Elementos: Bolsa de cartón grande, arroz, cuatro piedras pequeñas pintadas: una amarilla, una roja, una verde y otra sin pintar.

Procedimiento: Para saber que nos depara el próximo año, llenar la bolsa de cartón grande con arroz y cuatro piedras pequeñas: una pintada de amarillo, otra de rojo, otra de verde y la cuarta sin pintar.

Cuando den las doce, pasarlo de comensal en comensal. Cada uno debe retirar una piedra, mirar el color que le tocó y volverla a guardar.

La piedra pintada de amarillo, augura dinero y prosperidad; la roja, romance en puerta o que la pareja actual perdura; la verde, buena salud y nacimiento;  mientras que la que está sin pintar augura éxito en todo, por eso es la más afortunada.

Para que el augurio se cumpla no hay que decir que color tocó.

Ritual de Prosperidad

Elementos: Una vela de color roja, una vela de color verde, una vela de color dorada, hojas de muérdago y hojas de laurel.

Procedimiento: Armar un centro de mesa con las tres velas (roja, verde y dorada) rodearlas con las hojas de muérdago y de laurel. Encenderlas apenas empiece la cena hasta que se consuman.

Al otro día tirarlas por una corriente de agua (río, mar o alcantarilla) y nos propiciará un año de buena salud, abundancia y amor.

Compartir
17 diciembre 2015

Mesa Navideña: Galletitas de Jengibre

Los chicos aman las galletas! Cocinarlas juntos puede ser un divertido pasatiempo prenavideño.

Aquí te dejamos una exquisita receta para compartir!

galletasjengibre

Ingredientes:

Para la masa: Bicarbonato de sodio 1 cdita. / Azúcar negra 4 cdas. / Polvo de hornear 1 cdita. / Harina 500 grs. / Canela en polvo 1 cda. / Miel 1/2 Taza / Jengibre en polvo 1 cda. / Manteca derretida 1 Taza / Huevos 3 Unidades.

Para el glasé: Claras 2 Unidades / Jugo de limón Algunas gotas / Azúcar Cantidad necesaria

Preparación

Masa:

– Tamizá la harina junto con el polvo de hornear, el bicarbonato, en un bowl.

– Mezclá en un bowl aparte la manteca junto con el azúcar, el jengibre, la canela, los huevos batidos y la miel.

– Incorporá a la harina ésta preparación y formá una masa.

– Dejá descansar en la heladera.

Glasé:

–  Mezclá el azúcar con las claras batidas y el jugo de limón.

Armado

– Estirá la masa y cortá de las forma deseadas.

– Cociná en el horno 25 minutos.

– Retirá y dejá enfriar.

– Pintá con glasé y decorá con granas de colores celestes, blancas y plateadas.

 

Super fácil!

Fuente: elgourmet.com

Compartir
11 diciembre 2015

Diez consejos para disfrutar del sol

tomar solEn esta nota, técnicas, secretos y tips para tomar sol sin quemarnos en el intento.

  1. Seleccioná un protector solar adecuado

Los protectores son sustancias que absorben o disipan los rayos ultravioletas para proteger la piel de los efectos nocivos del sol. El Factor de Protección Solar (FPS) indica cuánto tiempo demora la piel cubierta con una pantalla en enrojecerse con respecto a la que no fue protegida con ningún producto.

  1. La exposición debe ser gradual

Es muy aconsejable realizar exposiciones graduales y en horarios adecuados -antes de las 11 y después de las 16- y con la protección necesaria.

Recordá que el protector se usa para proteger la piel y no para estar más tiempo bajo el sol.

  1. Prestá atención a las zonas más sensibles

Las zonas más sensibles son las más blancas, las que suelen estar “ocultas” o “tapadas” durante el año. También hay que prestar especial atención a las áreas de piel más fina, como los párpados.

  1. Remové la protección cada dos horas

El protector solar debe colocarse 20 minutos antes de la exposición para su correcta absorción, luego hay que renovarlo cada dos horas.  Recordá que en los días nublados las radiaciones traspasan las nubes y también hay que protegerse.

  1. No te expongas nuevamente al sol si tu piel está dolorida y enrojecida

Si la piel está enrojecida y dolorida significa que su capacidad de adaptación ha sido sobrepasada. Por eso, hay que hidratarse y no exponerse otra vez hasta que la situación haya mejorado. Además, se puede usar un post-solar: este producto da alivio sintomático e hidratación y se puede aplicar tantas veces como sea necesario.

  1. Sólo usá maquillaje una vez aplicado el protector solar

La pantalla debe utilizarse sobre la piel limpia y seca. Las mujeres podemos usar maquillaje luego de la absorción del producto y sin que vean afectadas sus propiedades protectoras.

  1. Utilizá protector solar también para salir a la calle

Para evitar los efectos adversos de la exposición acumulativa, es prudente colocarse protector solar para salir a la calle. Allí, no sólo recibimos directamente los rayos del sol sino que hay ciertas superficies que reflejan la radiación, como el pavimento y las paredes.

  1. Las personas grandes también deben cuidarse del sol

Las personas de la tercera edad  son muy susceptibles a los golpes de calor y a la deshidratación. Además, deben tener en cuenta el daño acumulado a lo largo de la vida (manchas) y el cáncer de piel.

  1. Tené en cuenta los factores geográficos

En la montaña hay mayor radiación (al igual que en los sitios cercanos al Ecuador) por la incidencia perpendicular de los rayos de la tierra. También, tené en cuenta las superficies que reflejan la radiación, como el cemento, la arena, la nieve y el agua.

  1. Los efectos beneficiosos de tomar sol

El sol no es tu amigo ni tu enemigo: sus efectos dependen de la relación que establezcamos con él. Entre sus beneficios se encuentran su acción calórica, su efecto antidepresivo y la síntesis de vitamina A.

Fuente: entremujeres.clarin.com

Compartir
1 diciembre 2015

Consejos para no estresarte a esta altura del año!

estres-300x180Entramos en la recta final del año y comienzan los eventos laborales, los sociales, hay que ocuparse de los exámenes de los peques, asistir a los actos del colegio y comprar los regalos para Navidad. Todo eso y venimos con el año encima… qué agotador!

Hay muchas obligaciones que no podemos eludir y es cierto que para esta época del año se multiplican. Entonces, les compartimos algunos tips que pueden servirles para renovar  la energía y tirar un mes más!

Poner la atención en las cosas que estamos haciendo precisamente en este momento. Así estemos cocinando o nos hayamos sentado a almorzar, intentemos saborear el olorcito de los ingredientes o de la comida. No es más que conectarse con los pequeños y múltiples placeres que a diario nos da la vida.

Realizar alguna actividad física.  Lo ideal es hacer ejercicio durante todo el año y mantener una rutina, pero sabemos que con los tiempos que manejamos no siempre se puede. Igualmente, si deseamos liberar tensiones, aunque sea podemos salir a caminar.

Beber y comer con moderación. Una alimentación sana y cuotas medidas de alcohol nos van a ayudar a llegar más descansados. Si nos pasamos de copas cada vez que vamos a un evento, o nos comemos todo, y al día siguiente tenemos que ir a trabajar, ¡no hay cuerpo que resista!

Buscar momentos para relajarse. Cuando se haga un huequito en nuestra rutina, o durante el fin de semana, aprovechemos para hacer alguna actividad que nos relaje.

Hacer cosas que nos proporcionen placer. Cada una sabe qué es lo que más gratificación le genera. Puede ser, tomar un café con alguien querido, entrar al shopping  a comprarnos una prenda o darle un vistazo a una revista.  Lo importante es no perder de vista las cosas que nos hacen bien y, aunque sea, hagamos algo placentero una vez a la semana.

Fuente: universoalessandra.com

Compartir